Bizcocho de aceite

Ingredientes

4 huevos
200 g de azúcar
200 g de leche entera
200 g de aceite de oliva virgen extra
400 g de harina de repostería
Ralladura de un limón
2 sobres de gaseosillas (cada sobre trae a su vez dos sobres de dos colores, el de color es gasificante y el sobre blanco es acidulante) —o 1 sobre de levadura Royal—

Preparación

1. Precalentar el horno 180º, calor arriba y abajo.
2. Poner en un bol hermoso los huevos y el azúcar. Batir con unas varillas eléctricas durante 5 minutos. Si no tienes y utilizas varillas manuales tendrás que batir por lo menos unos 8-10 minutos. Notaremos que esta mezcla aumenta mucho de tamaño y toma un color más blanco y brillante.
3. Añadir la leche, y mezclar.
4. Añadir el aceite de oliva virgen extra, y mezclar.
5. Lavar bien el limón, secar y rallar la cáscara. Incorporar a la mezcla.
6. Tamizar la harina —es decir, pasarla por un colador— e ir incorporándola a la mezcla. Remover con una espátula o con las varillas hasta que esté todo mezclado. Añadir las gaseosillas o la levadura Royal. Mezclar.
7. Engrasar la cazuela o el molde elegido con mantequilla y verter la masa.
8. Añadir un poco de azúcar por encima.
9. Hornear unos 35-40 minutos. Pinchar con un palo de brocheta para ver si está cocido. Sacar, y en cuanto temple, desmoldar y colocar sobre una rejilla.

 

 

Consejos y preguntas

  • No tengo en ese tipo de cazuela. ¿Puedo hacerlo en una paellera de las de toda la vida?
    No lo he probado, por lo que no puedo garantizarte que te salga bien. Imagino que salir, saldrá, aunque te quede más planito. El problema será desmoldarlo, que para que quede bien tiene que ser una superficie antiadherente. Cuidado si probáis a hacerlo en paellera de hierro, porque los bizcochos cogen todos los olores, y este tipo de paelleras tienen su olorcete… a hierro.
  • ¿Qué molde puedo utilizar si no quiero hacerlo en cazuela?
    Uno redondo de 24 o 26 cm, o incluso el que propongo tantas veces rectangular de 35 por 25 cm.
  • Y de todas las variedades que hay de aceite de oliva virgen extra, ¿cuál pongo?
    Preferiblemente las de sabor menos intenso. ¡Ojo! No estoy hablando de 0.4º que es una clasificación que ya no se utiliza. Estoy hablando de variedades como la Arbequina o Empeltre, incluso la Hojiblanca, aunque muchas veces lo hago con picual y en casa les encanta el saborcete que deja. Ojo, es un bizcocho de aceite y sabe a…aceite. La receta original es tal cual, pero si quieres que sepa un poco menos, fríe el aceite con una cáscara de límon, déjalo enfriar, quita la cáscara de limón y úsalo.
  • Gaseosillas… ¿Qué es eso? ¿Dónde se compran?
    Prácticamente en todos los supermercados, al lado de las levaduras, preparados para flanes, etc. En Mercadona, por ejemplo, las venden como ‘Gasificante Litines’, con la marca Hacendado, y se componen de sobres de dos colores, el de color es gasificante y el sobre blanco es acidulante. Se puede sustituir por levadura para repostería o polvos de hornear.
  • Cada día utilizo más para todo las buenas cazuelas que hace años reservaba sólo para recetas saladas, y es que me ofrecen unos resultados espectaculares en pan y bollería. Este tipo de cazuelas de aluminio fundido reparten el calor de una manera excepcional, con lo cual para hacer un bizcocho queda perfecto, y además, al ser antiadherentes, se desmoldan de fábula. Es sacarla del horno, y ver como se separa el bizcocho de la cazuela y sale sólo, simplemente volcándolo en un plato, como si fueramos a darle la vuelta a una tortilla de patatas, depositándolo a continuación en una rejilla para que no sude por abajo y se termine de enfriar.

Leave a Review